¿Por qué es tan importante la asertividad?

/ / Psicología

Asertividad

La asertividad es un concepto relativamente nuevo, de hecho, cuando a veces hablo de ella hay gente que me mira como si hablara chino.  Eso mismo es lo que me ha motivado a escribir esta entrada, voy a tratar de explicar qué es y porqué es tan importante.

Algunos autores dicen que la asertividad es una parte esencial de las habilidades sociales, sin embargo, yo voy más allá. Pienso que la persona asertiva además de ser habilidosa socialmente, tiene inteligencia emocional y goza de una buena autoestima.

¿Qué es?

Podemos definir la asertividad como una “actitud de autoafirmación y defensa de nuestros derechos personales, que incluye la expresión de nuestros sentimientos, preferencias, necesidades y opiniones, en forma adecuada; respetando, al mismo tiempo, los de los demás” (Elia Roca).

¿Cómo es una persona asertiva?

Una persona asertiva es aquella que es capaz de decir y hacer lo que piensa, siempre de manera educada y adecuada. Respetando a las demás personas pero manteniéndose fiel a sí misma. Es una persona que se acepta y se conoce, y aunque reconozca sus limitaciones, lucha por conseguir sus objetivos. La persona asertividad es capaz de comunicarse con personas de todos los niveles y no tiene problemas a la hora de expresar lo que piensa. Es capaz de decir que no.

Imagen: Freepik

La persona que es asertiva no es agresiva, ni es una persona tímida.

 

 

¿Por qué es tan importante la asertividad?

La asertividad es especialmente es importante a dos niveles; personal y social.

A nivel personal, ser asertivo aumenta la autoconfianza y la seguridad en sí mismo. Desenvolverte de forma adecuada provoca que te sientas mejor contigo mismo, ya que lo que piensas y deseas es congruente con tu forma de actuar. Además, aumenta las posibilidades de conseguir lo que deseas, sintiendo así mayor autoeficacia. Y más importante aún, mejora la autoestima y favorece las emociones positivas.

A nivel social, ser una persona con asertividad hace que mejoren las relaciones sociales y minimiza la posibilidad de que otros te malinterpreten. Las relaciones sociales son más satisfactorias y ayuda a resolver los conflictos derivados de la convivencia.

Por el contrario, si nos centramos en alguien con una personalidad agresiva, puede que a nivel personal se sienta bien. Sin embargo, nunca logrará los beneficios a nivel social, ya que estas personas suelen causar más conflictos que resolverlos. Son personas que para relacionarse con los demás o conseguir sus objetivos lo hacen de una manera inquisitiva sin importar dañar al otro, no les importan los derechos o sentimientos de los demás.

Por otro lado, tenemos la personalidad inhibida o más comúnmente llamada tímida.  A nivel interno, este tipo de personas se sienten mal, ya que son capaces de anteponer el bienestar de los demás al suyo, no son capaces de decir que no (aunque realmente lo deseen). No son capaces de expresar sus sentimientos y pensamientos por miedo a recibir una negativa, son inseguros. Sin embargo, a nivel social, pueden parecer personas agradables ya que no son problemáticas y buscan agradar a los demás.

Como seres sociales que somos, no podemos negar la importancia que tiene desenvolverse de manera asertiva, de hecho, está demostrado que personas asertivas tienen más éxito tanto a nivel personal como laboral.

¿Con cuál te quedas tú?

Taller asertividad

Más información: Cómo mejorar tus habilidades sociales (Elia Roca). 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *