miércoles, 03 mayo 2017 / Publicado en recomendaciones, Sin categoría

5 claves para superar selectividad con éxito

Imagen de Freepik

Las pruebas de selectividad son muy importantes y conviene tomárselo enserio, ya que de ello depende alcanzar la nota adecuada para poder acceder a la carrera profesional deseada.

Os dejamos varias claves que os ayudarán a enfrentar los exámenes lo mejor posible.

1. Controlar los nervios.

Los nervios y el estrés sólo van a ayudar a pasarte una mala jugada. Cuando estamos estresados nuestro rendimiento en memoria es peor, por lo tanto, más vale estar tranquilos.

El primer paso para conseguirlo es mantener una respiración abdominal adecuada, puesto que si respiramos con el tórax comenzamos a sentir signos de ansiedad (bloqueo, hiperventilación, sudor de manos, boca seca…).

Para practicar la relajación con la respiración, se debe de coger aire con la nariz durante unos 4 ó 5 segundos, notar que se hincha el abdomen, posteriormente, soltarlo con la boca durante el mismo tiempo que has estado cogiendo aire.

2. Planificar el tiempo.

Hazte un horario donde se incluya el repaso a todas las materias.

Los descansos en la planificación del tiempo son esenciales. Ten en cuenta que deberás de descansar un día a la semana. Durante el día, debes incluir también un descanso de unos 5 ó 10 minutos cada hora.

Además, es recomendable dejar días para hacer simulacros de exámenes de otros años.

Ten en cuenta, que pueden surgir imprevistos, por lo que es conveniente que tu horario sea flexible.

3. Elegir las asignaturas específicas.

La elección de las asignaturas específicas puede jugar a tu favor si lo haces de manera adecuada. Apostando por aquellas asignaturas que lleves mejor o se te den realmente bien.

4. Conocer el temario.

Es importante conocer bien el temario de cada asignatura, ya que no suelen entrar en la prueba de selectividad todo lo que se da durante el curso, especialmente, en asignaturas cómo Lengua o Filosofía, entre otras.

Es recomendable, realizar esquemas, resúmenes, hojas de conceptos y formularios para simplificar la información que vamos a repasar.

Infórmate sobre lo más relevante de cada materia.

5. Hábitos adecuados.

Son muchos los hábitos de vida y de estudios que influyen en el rendimiento, vamos a comentar algunos.

Dormir entre 7 ú 8 horas es esencial para mantener una mente despejada y poder rendir adecuadamente.

Mantén una alimentación sana, está demostrado que altos niveles de glucosa en sangre empeoran el rendimiento en memoria. En cambio, hay frutas, verduras y frutos secos (nueces), que mejoran la concentración.

Tener un horario de estudio fijo, a poder ser estudiar en el mismo lugar.

El lugar de estudio debe de ser luminoso y estar ventilado. Es recomendable que la silla sea cómoda, que los pies lleguen bien al suelo y la espalda quede lo más recta posible.

Se trata de mantener unas rutinas lo más saludables posibles que nos ayuden a que nuestro rendimiento sea el mejor posible.

Por último, y no por ello lo menos importante, mantener una motivación de logro y un estado de ánimo optimista.

¡Ánimo!