Asertividad

La asertividad es un concepto relativamente nuevo, de hecho, cuando a veces hablo de ella hay gente que me mira como si hablara chino.  Eso mismo es lo que me ha motivado a escribir esta entrada, voy a tratar de explicar qué es y porqué es tan importante.

Algunos autores dicen que la asertividad es una parte esencial de las habilidades sociales, sin embargo, yo voy más allá. Pienso que la persona asertiva además de ser habilidosa socialmente, tiene inteligencia emocional y goza de una buena autoestima.

¿Qué es?

Podemos definir la asertividad como una “actitud de autoafirmación y defensa de nuestros derechos personales, que incluye la expresión de nuestros sentimientos, preferencias, necesidades y opiniones, en forma adecuada; respetando, al mismo tiempo, los de los demás” (Elia Roca).

¿Cómo es una persona asertiva?

Una persona asertiva es aquella que es capaz de decir y hacer lo que piensa, siempre de manera educada y adecuada. Respetando a las demás personas pero manteniéndose fiel a sí misma. Es una persona que se acepta y se conoce, y aunque reconozca sus limitaciones, lucha por conseguir sus objetivos. La persona asertividad es capaz de comunicarse con personas de todos los niveles y no tiene problemas a la hora de expresar lo que piensa. Es capaz de decir que no.

Imagen: Freepik

La persona que es asertiva no es agresiva, ni es una persona tímida.

 

 

¿Por qué es tan importante la asertividad?

La asertividad es especialmente es importante a dos niveles; personal y social.

A nivel personal, ser asertivo aumenta la autoconfianza y la seguridad en sí mismo. Desenvolverte de forma adecuada provoca que te sientas mejor contigo mismo, ya que lo que piensas y deseas es congruente con tu forma de actuar. Además, aumenta las posibilidades de conseguir lo que deseas, sintiendo así mayor autoeficacia. Y más importante aún, mejora la autoestima y favorece las emociones positivas.

A nivel social, ser una persona con asertividad hace que mejoren las relaciones sociales y minimiza la posibilidad de que otros te malinterpreten. Las relaciones sociales son más satisfactorias y ayuda a resolver los conflictos derivados de la convivencia.

Por el contrario, si nos centramos en alguien con una personalidad agresiva, puede que a nivel personal se sienta bien. Sin embargo, nunca logrará los beneficios a nivel social, ya que estas personas suelen causar más conflictos que resolverlos. Son personas que para relacionarse con los demás o conseguir sus objetivos lo hacen de una manera inquisitiva sin importar dañar al otro, no les importan los derechos o sentimientos de los demás.

Por otro lado, tenemos la personalidad inhibida o más comúnmente llamada tímida.  A nivel interno, este tipo de personas se sienten mal, ya que son capaces de anteponer el bienestar de los demás al suyo, no son capaces de decir que no (aunque realmente lo deseen). No son capaces de expresar sus sentimientos y pensamientos por miedo a recibir una negativa, son inseguros. Sin embargo, a nivel social, pueden parecer personas agradables ya que no son problemáticas y buscan agradar a los demás.

Como seres sociales que somos, no podemos negar la importancia que tiene desenvolverse de manera asertiva, de hecho, está demostrado que personas asertivas tienen más éxito tanto a nivel personal como laboral.

¿Con cuál te quedas tú?

Taller asertividad

Más información: Cómo mejorar tus habilidades sociales (Elia Roca). 

5 claves para superar selectividad con éxito

Imagen de Freepik

Las pruebas de selectividad son muy importantes y conviene tomárselo enserio, ya que de ello depende alcanzar la nota adecuada para poder acceder a la carrera profesional deseada.

Os dejamos varias claves que os ayudarán a enfrentar los exámenes lo mejor posible.

1. Controlar los nervios.

Los nervios y el estrés sólo van a ayudar a pasarte una mala jugada. Cuando estamos estresados nuestro rendimiento en memoria es peor, por lo tanto, más vale estar tranquilos.

El primer paso para conseguirlo es mantener una respiración abdominal adecuada, puesto que si respiramos con el tórax comenzamos a sentir signos de ansiedad (bloqueo, hiperventilación, sudor de manos, boca seca…).

Para practicar la relajación con la respiración, se debe de coger aire con la nariz durante unos 4 ó 5 segundos, notar que se hincha el abdomen, posteriormente, soltarlo con la boca durante el mismo tiempo que has estado cogiendo aire.

2. Planificar el tiempo.

Hazte un horario donde se incluya el repaso a todas las materias.

Los descansos en la planificación del tiempo son esenciales. Ten en cuenta que deberás de descansar un día a la semana. Durante el día, debes incluir también un descanso de unos 5 ó 10 minutos cada hora.

Además, es recomendable dejar días para hacer simulacros de exámenes de otros años.

Ten en cuenta, que pueden surgir imprevistos, por lo que es conveniente que tu horario sea flexible.

3. Elegir las asignaturas específicas.

La elección de las asignaturas específicas puede jugar a tu favor si lo haces de manera adecuada. Apostando por aquellas asignaturas que lleves mejor o se te den realmente bien.

4. Conocer el temario.

Es importante conocer bien el temario de cada asignatura, ya que no suelen entrar en la prueba de selectividad todo lo que se da durante el curso, especialmente, en asignaturas cómo Lengua o Filosofía, entre otras.

Es recomendable, realizar esquemas, resúmenes, hojas de conceptos y formularios para simplificar la información que vamos a repasar.

Infórmate sobre lo más relevante de cada materia.

5. Hábitos adecuados.

Son muchos los hábitos de vida y de estudios que influyen en el rendimiento, vamos a comentar algunos.

Dormir entre 7 ú 8 horas es esencial para mantener una mente despejada y poder rendir adecuadamente.

Mantén una alimentación sana, está demostrado que altos niveles de glucosa en sangre empeoran el rendimiento en memoria. En cambio, hay frutas, verduras y frutos secos (nueces), que mejoran la concentración.

Tener un horario de estudio fijo, a poder ser estudiar en el mismo lugar.

El lugar de estudio debe de ser luminoso y estar ventilado. Es recomendable que la silla sea cómoda, que los pies lleguen bien al suelo y la espalda quede lo más recta posible.

Se trata de mantener unas rutinas lo más saludables posibles que nos ayuden a que nuestro rendimiento sea el mejor posible.

Por último, y no por ello lo menos importante, mantener una motivación de logro y un estado de ánimo optimista.

¡Ánimo!

Escuela de verano

Escuela de verano

¿Trabajas y no sabes donde dejar a l@s niño@s? ¿No quieres que tus hijo@s se pasen el día sin hacer nada? ¡Tenemos una solución!

En Academia Ávila hemos planteado una escuela de verano en la que se van a trabajar mediante diversas actividades educativas y divertidas, tanto procesos para mejorar el rendimiento escolar, incentivar la creatividad, como actitudes y habilidades hoy día tan necesarias como son las habilidades sociales, la inteligencia emocional, etc.

¿Porqué apostamos por este tipo de escuela de verano?

Hoy día nos preocupamos de que nuestros hij@s aprendan o sean muy buenos en inglés, matemáticas, música, etc. Olvidándonos de lo que realmente importa, que sean niñ@s felices.

Está demostrado que las personas que tienen mayor inteligencia emocional y habilidades sociales son más felices y tienen mayor éxito en la vida. Puesto que estas personas saben afrontar adecuadamente sus problemas, salir rápidamente de las emociones negativas, comunicarse adecuadamente con personas de distinto rango, hablar en público, tomar decisiones, tienen mejor autoestima y confianza en sí mismos.

También potenciamos la creatividad, donde la imaginación toma rienda suelta. Ya que así se favorece la mejora del autoestima, un desarrollo cognitivo adecuado y la motivación. Se trabajará mediante manualidades, escritura creativa o dibujo creativo, según edad.

Además, haremos experimentos de ciencia para fomentar el pensamiento inductivo y deductivo (la causalidad y el porqué de los hechos).

Como bien sabemos hoy día los niñ@s tienen cada vez más problema para concentrarse y centrar la atención, dada a la amplitud de estímulos que les llegan al mismo tiempo y la nueva “moda” de estar haciendo varias cosas a la vez, por ejemplo, estar viendo la televisión y jugar con el móvil. Por este motivo, nos parece pertinente ejercitar la atención y la concentración de los niños.

En suma, se trabajará la compresión lectora (según edad), necesaria para un estudio adecuado, ejercicios de memoria, visitas al aire libre y algunas cosas más.

Nos encargamos de fortalecer las virtudes de tus hijos y de mejorar sus puntos débiles

Imagen de Freepik

” Se divertirán mientras aprenden”

 

Para más información, póngase en contacto con nosotras y le explicaremos más detalles sobre horarios, precios y lo que desee saber.

Impartido por: Verónica Reyes, psicóloga del centro.

958 17 88 36 // 667 51 89 49

 

SUBIR